• Resumen
  • Signos y Síntomas
  • Causas y Herencia
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Investigaciones
  • Referencias
  • Video
  • Aprenda más
  • Centros médicos con experiencia en mi enfermedad
  • Programas & Recursos
  • Informe completo
Select language / seleccionar idioma:

Atimia congénita

Imprimir

Última actualización: June 08, 2022
Años publicados: 2019, 2022


Reconocimiento

NORD agradece a M. Louise Markert, MD, PhD, Profesora de Pediatría e Inmunología, Centro Médico de la Universidad de Duke, por su ayuda en la preparación de este informe en inglés. El informe en inglés fue traducido al español y modificado por Gioconda Alyea, médica genetista brasileira, el 1 de diciembre del 2023.


Resumen

La atimia congénita es una enfermedad rara caracterizada por la ausencia de un timo funcional. Puede ocurrir como un hallazgo aislado o puede ser parte de varios trastornos genéticos y sindrómicos que incluyen deficiencia de FOXN1, síndrome de la deleción 22q11.2, síndrome CHARGE (coloboma, defectos cardíacos, atresia de las coanas nasales, retraso del crecimiento y desarrollo, anomalías genitourinarias, y anomalías del oído), y síndrome de DiGeorge completo.

La mayoría de los bebés con atimia congénita tienen síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2 o síndrome CHARGE. Ambos trastornos tienen síntomas que afectan múltiples sistemas del cuerpo además de la atimia.

La atimia congénita puede ser el resultado de defectos en genes que afectan el desarrollo de los órganos tímicos, como los genes FOXN1 y PAX1, o de genes que participan en el desarrollo de toda la región de la línea media del cuerpo, como TBX1, TBX2, CHD7 y FOXI3.

Otras condiciones que pueden incluir atimia congénita incluyen la diabetes materna y la exposición al ácido retinoico durante el embarazo.

Las personas afectadas con atimia congénita tienen una deficiencia de la inmunidad bastante profunda, mayor susceptibilidad a las infecciones y, con frecuencia, enfermedad de injerto contra huésped (EICH) autóloga, que es una complicación potencialmente mortal que puede ocurrir después de ciertos trasplantes de células madre o de médula ósea, un tratamiento médico que reemplaza la médula ósea con células sanas (las células madre son células que tienen la capacidad de transformarse en diferentes tipos de células del cuerpo).

El timo es una glándula ubicada en la parte superior del corazón. El timo produce glóbulos blancos especializados llamados células T que combaten las infecciones, especialmente las virales. El recuento de células T es más alto en los bebés durante los primeros 2 años de vida y luego disminuye lentamente con el tiempo. En adultos mayores de 60 años, el timo es reemplazado en su mayor parte por grasa. Por lo tanto, los niños sin timo son extremadamente deficientes en células T y muy susceptibles a las infecciones. Los bebés afectados presentan infecciones crónicas o recurrentes que incluyen candidiasis, infecciones de la piel, pulmonares y del tracto urinario, diarrea crónica y retraso del crecimiento.

Sin tratamiento, es posible que algunos niños no sobrevivan; El trasplante de timo puede ser curativo.

NORD tiene informes individuales sobre el síndrome de deleción 22q11.2, el síndrome de DiGeorge completo y el síndrome CHARGE, y se puede acceder a estos informes en el sitio web de NORD en la base de datos de enfermedades raras. Rare Disease Database.

  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Signos y Síntomas

La ausencia o subdesarrollo del timo produce una mayor susceptibilidad a infecciones virales, fúngicas y bacterianas (inmunodeficiencia). El grado de susceptibilidad puede variar. Los síntomas específicos variarán según el tipo de infección, la salud general del bebé y otros factores. Las infecciones respiratorias son comunes y a menudo provocan dificultad respiratoria. Las infecciones oportunistas también son comunes. El término “infección oportunista” se refiere a infecciones causadas por microorganismos que generalmente no causan enfermedad en individuos con un sistema inmunológico en pleno funcionamiento o a una enfermedad abrumadora generalizada (sistémica) causada por microorganismos que generalmente solo causan infecciones leves localizadas. Los bebés afectados no sólo son más susceptibles a las infecciones, sino que sus cuerpos tampoco pueden combatirlas eficazmente.

Debido a que la atimia congénita puede ser aislada (muy raramente) o puede ser parte de varias afecciones, las señales y los síntomas específicos dependen del diagnóstico específico. La atimia congénita puede ser parte de las siguientes condiciones:

La inmunodeficiencia de células T con aplasia tímica es un trastorno poco común en el que los niños no tienen timo detectable (atimia) pero no tienen otras anomalías. Está causada por cambios (mutaciones o variantes patogénicas) en el gen FOXN1. Los genes proporcionan instrucciones para crear proteínas que desempeñan un papel fundamental en muchas funciones del cuerpo. Cuando se produce una mutación en un gen, el producto proteico puede ser defectuoso, ineficiente, ausente o sobreproducido. Dependiendo de las funciones de la proteína, esto puede afectar a muchos sistemas de órganos del cuerpo.

El gen FOXN1 proporciona instrucciones para producir una proteína que se une a regiones específicas del ADN y regula la actividad de otros genes. En base a esta acción, la proteína FOXN1 se denomina factor de transcripción.

La proteína FOXN1 es importante para el desarrollo de la piel, el cabello, las uñas y el sistema inmunológico. Los estudios sugieren que esta proteína ayuda a guiar la formación de los folículos pilosos y el crecimiento de las uñas de las manos y los pies. La proteína FOXN1 también desempeña un papel fundamental en la formación del timo, que es una glándula ubicada detrás del esternón donde las células del sistema inmunológico llamadas células T maduran y se vuelven funcionales. Las células T reconocen y atacan a invasores extraños, como virus y bacterias, para ayudar a prevenir infecciones.

La inmunodeficiencia de células T con aplasia tímica puede incluir las siguientes señales y síntomas:

  • Aplasia del timo, en todos los casos.
  • Inmunodeficiencia celular, que se refiere a la falta de respuesta inmune celular, el tipo de respuesta inmune que no involucra anticuerpos, pero está mediada con la activación de linfocitos T y otras células cuando el cuerpo necesita defenderse contra un virus, bacteria, hongo.
  • Disminución del recuento y de la proliferación de células T
  • Inmunodeficiencia grave de células T
  • Infecciones recurrentes
  • Falta de crecimiento y de gano de peso como deberían
  • Infecciones oportunistas
  • Neumonía
  • Infecciones bacterianas recurrentes
  • Infección recurrente del tracto gastrointestinal
  • Infección grave
  • Infección viral grave
  • Diarrea
  • Infecciones por hongos

Inmunodeficiencia combinada grave por deficiencia de FOXN1 (Síndrome de inmunodeficiencia grave de linfocitos T-alopecia congénita-distrofia ungueal): Las mutaciones en el gen FOXN1 también pueden causar inmunodeficiencia de células T, alopecia congénita y cambios en las uñas (también conocida como SCID desnuda, deficiencia de FOXN1, disgenesia tímica quística alinfoide y deficiencia de hélice alada, disgenesia quística alinfoide del timo, IDCG por deficiencia de FOXN1, IDCG/linfocito desnudo o Nude/SCID), que se caracteriza por la tríada de atimia congénita (que resulta en inmunodeficiencia grave de células T), alopecia total congénita y uñas de manos o pies deformadas, engrosadas o descoloridas (uñas distróficas). Los síntomas comienzan durante los primeros meses de vida con infecciones graves, recurrentes y potencialmente mortales y células T circulantes bajas o ausentes. Las señales y los síntomas pueden incluir:

  • Aplasia tímica
  • Inmunodeficiencia de células T (disminución o ausencia de las células T) con mayor susceptibilidad a infecciones virales, fúngicas y oportunistas, así como a vacunas vivas.
  • Falta de gano de peso y falta de crecimiento
  • Caída completa del cabello (alopecia)
  • Ausencia de pestañas
  • Ausencia de cejas
  • Candidiasis oral
  • Infecciones respiratorias recurrentes
  • Gastroenteritis con diarrea
  • Enrojecimiento y descamación de la piel (eritrodermia)
  • Uñas de las manos o de los pies deformadas, engrosadas o descoloridas (uñas distróficas)
  • Depresiones u hoyuelos en las uñas de las manos o de los pies.

Aunque las células B suelen estar presentes en cantidades normales, la producción de anticuerpos se ve comprometida en ausencia de la ayuda de las células T, lo que hace que los pacientes sean susceptibles a infecciones con bacterias encapsuladas como Streptococcus pneumoniae, Klebsiella, Haemophilus influenzae, Neisseria meningitidis y Pseudomonas aeruginosa.

La atimia congénita también se puede encontrar en varios síndromes como:

  • Síndrome de DiGeorge completo, también conocido como anomalía completa de DiGeorge.
  • Síndrome de deleción 22q11.2
  • Síndrome de CHARGE

La mayoría de los bebés con atimia congénita tienen un síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2 o síndrome CHARGE. Actualmente se reconoce que el síndrome de deleción 22q11.2 incluye el síndrome de DiGeorge y otras afecciones. Sin embargo, el término síndrome de DiGeorge todavía se usa para personas que tienen características clínicas del síndrome de deleción 22q11.2 pero no tienen una deleción 22q11.2 identificada. Además, muchos, aunque no todos, los bebés con síndrome de deleción 22q11.2 y síndrome CHARGE tienen recuentos de células T inferiores al percentil 10 para la edad y, a menudo, se les denomina síndrome de DiGeorge.

El síndrome de DiGeorge completo se caracteriza por la ausencia o subdesarrollo (hipoplasia) del timo, lo que resulta en recuentos de células T muy bajos. La ausencia o subdesarrollo del timo produce una mayor susceptibilidad a infecciones virales, fúngicas y bacterianas (inmunodeficiencia).

Los signos y síntomas adicionales incluyen:

  • Defectos cardíacos congénitos, que son problemas con la estructura del corazón que están presentes al nacer y pueden incluir las paredes, válvulas, arterias y venas del corazón
  • Hipoparatiroidismo, una afección poco común en la que las glándulas paratiroides, que se encuentran en el cuello, no producen suficiente hormona paratiroidea, que desempeña un papel en la regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre
    • Los niveles bajos de calcio en la sangre pueden provocar convulsiones
  • Ablandamiento de los tejidos de la laringe (laringe), una afección llamada laringomalacia que puede causar respiración ruidosa y dificultades para comer

El síndrome de deleción del cromosoma 22q11.2 se asocia con una variedad de problemas que incluyen:

  • Defectos del corazón presentes al nacer (enfermedad cardíaca congénita)
  • Anormalidades del cielo de la boca (paladar)
  • Disfunción del sistema inmunológico, incluidas enfermedades autoinmunes, en las que el cuerpo ataca sus propios tejidos
  • Nivel bajo de calcio (hipocalcemia)
  • Otras anomalías endocrinas, como problemas de tiroides y deficiencia de la hormona del crecimiento
  • Problemas gastrointestinales
  • Dificultades de alimentación
  • Anomalías de los riñones
  • Pérdida de la audición
  • Convulsiones
  • Anomalías esqueléticas
  • Dismorfias faciales menores
  • Dificultades de aprendizaje
  • Problemas de comportamiento.

CHARGE es un acrónimo que significa:

  • [C]oloboma
  • defectos cardíacos (del inglés Heart) congénitos
  • [A]tresia coanal
  • [R]etraso del crecimiento
  • Hipoplasia [G]enital]
  • Anomalías del oído (del inglés [Ear) o sordera.

La atimia congénita también se puede encontrar en personas que tienen mutaciones en los siguientes genes:

Mutaciones en el gen TBX1 que causan el síndrome de DiGeorge

Mutaciones en el gen TBX2 que causan el síndrome de anomalías vertebrales y disfunción endocrina y de células T variable, un síndrome caracterizado por malformaciones esqueléticas que afectan principalmente a las vértebras y por anomalías endocrinas que afectan la hormona paratiroidea, la hormona del crecimiento y la glándula tiroides, así como anomalías de las células T y aplasia o hipoplasia del timo.

Mutaciones en el gen PAX1 que causa el síndrome otofaciocervical-2 con deficiencia de células T (OTFCS2), un trastorno poco común caracterizado por anomalías en el rostro, orejas de implantación baja y en forma de copa, hoyitos en la parte de delante de las orejas (fístulas preauriculares), pérdida de audición, defectos branquiales, anomalías esqueléticas ( incluidos defectos de las vertebrales, clavículas de implantación baja, escápulas aladas y hombros caídos) y discapacidad intelectual leve, así como atimia o un timo subdesarrollado con inmunodeficiencia de células T e infecciones recurrentes, a veces fatales.

Otras condiciones que pueden incluir atimia congénita incluyen la diabetes materna y la exposición al ácido retinoico durante el embarazo. Los bebés con atimia congénita que nacen de madres diabéticas también pueden tener un solo riñón (agenesia renal).

Los investigadores también han identificado una forma atípica de atimia congénita. Los bebés afectados, además de la inmunodeficiencia, desarrollan una erupción enrojecida en la piel, a menudo con picazón, y agrandamiento de los ganglios linfáticos (linfadenopatía).

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Causas y Herencia

La atimia congénita se refiere a la ausencia del timo. Para comprender los problemas relacionados con esta afección, puede resultar útil pensar en el timo como una escuela. En los niños normales, las células madre de la médula ósea van al timo (la “escuela”) para convertirse en células T. Las células T en desarrollo aprenden a no atacar el cuerpo del bebé y a combatir las infecciones. Si las células T en desarrollo logran aprender estas dos lecciones, se “gradúan” y abandonan la escuela. Los graduados tienen proteínas especiales en la superficie de la célula; se les llama células T “ingenuas”. Después de que las células T ingenuas combaten una infección, pierden los marcadores especiales y se denominan células T de memoria. Las células T de memoria pueden combatir rápidamente una infección si ésta reaparece.

En la atimia congénita no hay timo (no hay escuela). Sin embargo, las células madre de la médula ósea se convierten en células que parecen células T pero a las que les faltan los marcadores de células T «ingenuos». Estas células T «atípicas» no han ido a la «escuela» y no han aprendido lo que es la diferencia entre algo extraño o el propio cuerpo. Por esta razón, las células T atípicas atacan el cuerpo provocando sarpullido y, a menudo, también diarrea o daño hepático.

Como se comentó anteriormente, la atimia congénita puede tener diferentes causas, pudiendo presentarse como un problema aislado o puede ser parte de otras afecciones.

La atimia congénita puede ser el resultado de defectos genéticos que son (1) específicos del desarrollo del órgano tímico o (2) involucrados en el desarrollo más amplio de toda la región de la línea media del cuerpo.

Defectos genéticos específicos del desarrollo del órgano tímico

Atimia congénita relacionada con mutaciones del gen FOXN1

El gen FOXN1 es el gen específico del desarrollo tímico más conocido.

Las mutaciones en el gen FOXN1 provocan atimia congénita, alopecia congénita y distrofia ungueal. Cuando las mutaciones afectan a ambas copias (alelos) del gen FOXN1, el resultado es la pérdida de la función de la proteína y los síntomas son más graves.

Cuando la mutación afecta sólo a una de las copias (alelos) del gen FOXN1 los niños afectados pueden no tener atimia congénita completa y su linfopenia tiende a mejorar con el tiempo.

Las mutaciones heterocigotas compuestas (cuando ambos alelos de un gen tienen mutaciones, pero las mutaciones son diferentes) pueden causar la afección conocida como inmunodeficiencia de células T con aplasia tímica que, hasta ahora, solo se ha informado en dos niños.

Atimia congénita relacionada con mutaciones del gen PAX1

El gen PAX1 es un miembro de la familia de factores de transcripción que impulsan la diferenciación de tejidos.

Las mutaciones del gen PAX1 causan el síndrome otofaciocervical autosómico recesivo tipo 2 (OTFCS2).

Defectos genéticos que afectan el desarrollo de toda la región de la línea media

Los síndromes genéticos más comunes asociados con defectos en el desarrollo del timo son el síndrome de deleción 22q11.2 y el síndrome CHARGE. Los genes implicados en estos respectivos trastornos, TBX1 y CHD7, desempeñan un papel en el desarrollo de toda la región de la línea media y, como resultado, las personas con estos síndromes presentan muchos síntomas.

Se cree que las mutaciones del gen TBX1 son la causa principal de los defectos congénitos asociados con la deleción 22q11.2 y el síndrome de DiGeorge (DGS).

Se han implicado mutaciones en el gen CHD7 en el síndrome CHARGE (alrededor del 60% al 65% de los pacientes con CHARGE tienen una mutación en el gen CHD7).

Otros posibles genes implicados en el desarrollo adecuado del timo incluyen TBX2 y FOXI3.

Las mutaciones del gen TBX2 causan anomalías vertebrales y disfunción endocrina y de células T variables.

Además, el gen FOXI3 estuvo implicado recientemente en una microdeleción 22p11.2 en varios pacientes con características similares al síndrome de DiGeorge.

Causas ambientales

Hay varias causas ambientales están asociadas con la atimia congénita. La embriopatía diabética (malformaciones congénitas producidas cuando la madre tiene diabetes) se asocia con alteración del tamaño del timo fetal y con otras anomalías congénitas como agenesia renal (ausencia del riñón) y vértebras en forma de mariposa.

La exposición fetal al ácido retinoico, cuando un bebé que ha estado expuesto a retinoides durante el embarazo (el retinoide más conocido es la isotretinoína (Accutane), un fármaco utilizado para tratar el acné quístico grave) puede incluir anomalías del desarrollo del timo reportadas como aplasia tímica y ectopia (timo localizado en otros lugares del cuerpo) e hipoplasia tímica (timo pequeño).

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Diagnóstico

El diagnóstico de atimia congénita se basa en la identificación de los síntomas característicos, una historia familiar detallada y una evaluación clínica detallada.

Algunos bebés son diagnosticados mediante pruebas de detección de recién nacidos. En Estados Unidos, los 50 estados han agregado pruebas de detección de inmunodeficiencia combinada grave (SCID) en recién nacidos. Sin embargo, algunos estados no exigen que todos los hospitales incluyan pruebas de detección de SCID en recién nacidos. Las pruebas de detección de recién nacidos identifican a los bebés con niveles bajos de células T, lo que puede llevar a la identificación de recién nacidos con atimia. El cribado CID evalúa la función inmune mediante la cuantificación de TREC, que son productos formados durante la reordenación del receptor de células T en el timo. Los TREC bajos o indetectables se consideran un hallazgo positivo durante la detección de SCID. En los casos en que la prueba sea positiva, los bebés son aislados de inmediato.

En todos los bebés que tienen un resultado positivo en la prueba de detección del recién nacido se deben hacer recuentos sanguíneos completos y diferenciales y a un fenotipado de linfocitos mediante un examen llamado citometría de flujo.

Los análisis de sangre pueden identificar un número bajo de células T (linfopenia de células T), agotamiento de células T CD8+ e inmunidad humoral normal (anticuerpos) en la mayoría de los casos. Las células T CD8+ (a menudo llamadas linfocitos T citotóxicos o CTL) son muy importantes para la defensa inmunitaria contra virus y bacterias y para la vigilancia de tumores.

La citometría de flujo de sangre periférica significa que la sangre periférica (la sangre que circula por el cuerpo) se estudia utilizando una máquina llamada citómetro de flujo. El citómetro de flujo puede determinar el número y porcentaje de varios tipos de células en la muestra de sangre. Un número muy bajo de células T poco después del nacimiento es un signo de atimia congénita.

El diagnóstico de la ausencia del timo no se puede hacer con una radiografía de tórax (radiografía) o una tomografía computarizada (TC), ni mediante visualización durante una cirugía cardíaca porque el timo puede ser pequeño o puede encontrarse en una parte diferente del cuerpo, como en el cuello (timo ectópico).

Se debe sospechar una deficiencia de FOXN1 en bebés que presentan evidencia clínica y/o de laboratorio de inmunodeficiencia asociada con alopecia congénita y distrofia ungueal.

Los niños también pueden ser evaluados para detectar otros defectos que puedan revelar que la atimia es parte de un síndrome, como el síndrome de DiGeorge completo o CHARGE.

Las pruebas genéticas para identificar el gen FOXN1 y los otros genes asociados con problemas del timo pueden confirmar el diagnóstico.

El diagnóstico de atimia congénita atípica se realiza cuando un paciente tiene un enrojecimiento (erupción) en la piel y una gran cantidad de células T, pero ninguna o muy pocas células T vírgenes o ingenuas en la sangre.

Los niños afectados deben ser examinados activamente para detectar infecciones virales, fúngicas y bacterianas mediante exámenes microbiológicos de las secreciones respiratorias y heces, e imágenes; También se debe analizar la sangre para detectar la presencia de del virus Epstein Barr (EBV) y citomegalovirus (CMV).

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Tratamiento

El tratamiento requiere los esfuerzos coordinados de un equipo de especialistas. Es posible que los pediatras, los médicos que se especializan en el diagnóstico y el tratamiento de trastornos del sistema inmunológico (inmunólogos), los médicos que se especializan en el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos sanguíneos (hematólogos), los médicos que se especializan en el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos endocrinos (endocrinólogos) y otros profesionales de la salud necesiten trabajar juntos. para el mejor plan de tratamiento.

La primera prioridad es reducir el riesgo de infección hasta que se pueda corregir la inmunodeficiencia subyacente.

El tratamiento y manejo pueden incluir:

  • Aislamiento del recién nacido en el hospital, tan pronto como se sospeche el diagnóstico.
    • Si los recién nacidos son dados de alta, el aislamiento debe continuar en el hogar, lo que incluye lavarse las manos con frecuencia, cambiarse de ropa/desinfectarse al volver a ingresar a la casa y restringir las visitas al hogar.
  • Medicación con antibióticos profilácticos. para prevenir infecciones
  • Reemplazo de inmunoglobulinas (aunque los pacientes con atimia congénita a menudo tienen un número normal de células B, su función de células B generalmente está reducida; las células B crean un tipo de proteína llamada anticuerpo que combate sustancias extrañas, como las toxinas, para neutralizarlas)
  • Evitar administrar vacunas vivas (las vacunas vivas son una forma debilitada del germen que causa una enfermedad), pero en casos de deficiencia parcial de células T se pueden recibir algunas vacunas vivas.
  • Asegurarse de que todos los productos sanguíneos administrados a la persona afectada no estén contaminados con citomegalovirus (virus que causan varicela, herpes simple y mononucleosis) y considerar la irradiación de productos sanguíneos para prevenir la enfermedad de injerto contra huésped (EICH).
  • Inmunosupresión (supresión o disminución de las reacciones inmunitaria usando medicamentos conocidos como esteroides o inhibidores de la calcineurina) para disminuir la inflamación y para reducir el riesgo de GVHD.
  • Globulina antitimocítica antes de recibir un implante de tejido de timo cultivado para prevenir y tratar el rechazo del tejido del timo por parte del cuerpo.
  • Implantación de tejido de timo cultivado (la principal forma de tratamiento).
    • El 8 de octubre de 2021, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. aprobó el uso de tejido de timo cultivado (Rethymic) para el tratamiento de pacientes pediátricos con atimia congénita.
    • E Rethymic está compuesto de tejido de timo de donantes infantiles que ha sido procesado y cultivado.
    • Muchas camadas de tejido, después del cultivo, se implantan en el músculo del muslo de un paciente atímico para ayudar a mejorar la función inmune. (La palabra «implante» se utiliza en este informe porque el tejido del timo se procesa en un laboratorio durante al menos 12 días antes de su uso. La palabra «trasplante» se refiere a un órgano extraído de un individuo en un quirófano que se extrae inmediatamente llevado a un quirófano vecino y colocado en el receptor).
    • El tejido del timo necesario para este producto se obtiene durante una cirugía cardíaca en un bebé.
    • Es posible que sea necesario extirpar el tejido del timo durante la cirugía cardíaca infantil para permitir que el cirujano acceda al corazón (en lugar de desecharlo, se coloca en un recipiente estéril y se envía a un laboratorio).
    • El tejido se procesa en camadas y se mantiene en cultivo durante 12 a 21 días y luego el tejido cultivado se lleva al quirófano y se implanta en el músculo cuádriceps del niño (se eligió esta ubicación porque tiene un buen suministro de sangre para obtener oxígeno y nutrientes a las rodajas de tejido del timo)
    • Las camadas de tejido de timo cultivado implantadas producirán las células T que faltan en el sistema inmunológico del bebé afectado (el sistema inmunológico tarda unos seis meses en comenzar a funcionar y, entre 6 y 9 meses, los bebés desarrollarán células T que pueden combatir las infecciones).
    • Antes de usar Rethymic, los pacientes se mantuvieron aislados y continuaron recibiendo reemplazo de inmunoglobulinas y antimicrobianos profilácticos.
    • El efecto adverso más común de esta terapia es la autoinmunidad en el primer año antes del desarrollo de diversas células T. La autoinmunidad ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo daña accidentalmente el tejido sano. La autoinmunidad es tratable y es menos frecuente después del primer año tras la implantación.

En Estados Unidos, el Duke Children’s Hospital es el único centro médico que realiza la implantación del tejido del timo. Para obtener la información de contacto del sitio único de administración en Durham, Carolina del Norte, comuníquese con Enzyvant Medical Information al +1 833 369 9868 (833-ENZYVNT) o medinfo@enzyvant.com.  Haga clic aquí para más información.

El trasplante de células madre hematopoyéticas (TCMH), también conocido como trasplante de médula ósea, no ha mostrado buenos resultados en personas con atimia congénita.

Aunque no están directamente relacionados con su inmunodeficiencia, los niños con atimia congénita también requieren tratamiento para defectos debidos a otros signos y síntomas asociados cuando se ven afectados por condiciones sindrómicas.

Por ejemplo, los niños que tienen atimia congénita como parte de un síndrome de DiGeorge completo pueden necesitar:

  • Suplementos de calcio o una versión sintética de vitamina D3 llamada calcitriol para el hipoparatiroidismo que puede manifestarse como convulsiones en recién nacidos.
  • Cirugías para los defectos cardíacos.
  • Traqueotomía para los bebés afectados con laringomalacia o aspiración, que es la creación de una abertura quirúrgica en el cuello para acceder a la tráquea, donde se coloca un tubo en esta abertura para permitir la respiración.
  • Sonda de gastrostomía (un tubo que llega al estómago) para alimentar al niño.
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Investigaciones

El sitio en la red de Clinical Trials, desarrollado por los Institutos Nacionales de la Salud, proporciona información sobre las investigaciones clínicas. Usted puede ver las investigaciones sobre esta enfermedad en el siguiente enlace: Clinicaltrials.gov. Use el término “congenital athymia” o “absence of thymus” para ver los estudios disponibles. Recomendamos que comparta esta información con los médicos para que analicen los estudios y determinen la indicación de la participación en algún estudio. (en inglés)

Para obtener información sobre los ensayos clínicos en Europa, póngase en contacto con: Clinicaltrialsregister.eu.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Referencias

Markert ML, Gupton SE, McCarthy EA. Experience with cultured thymus tissue in 105 children. J Allergy Clin Immunol. 2022;149:747-757. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34362576/

Gupton SE, McCarthy EA, Markert ML. Care of children with DiGeorge before and after cultured thymus tissue implantation. J Clin Immunol. 2021;41:896-905. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34003433/

Amatuni GS, Currier RJ, Church JA, Bishop T, Grimbacher E, Nguyen AA, Agarwal-Hashmi R, Aznar CP, Butte MJ, Cowan MJ, Dorsey MJ, Dvorak CC, Kapoor N, Kohn DB, Markert ML, Moore TB, Naides SJ, Sciortino S, Feuchtbaum L, Koupaei RA, Puck JM. Newborn screening for severe combined immunodeficiency and T-cell lymphopenia in California, 2010-2017. Pediatrics. 2019;143:e20182300. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30683812

Hasegawa, K., Tanaka H, Higuchi Y, Hayashi Y, Kobayashi K, Tsukahara H. Novel heterozygous mutation in TBX1 in an infant with hypocalcemic seizures. Clin Pediatr Endocrinol. 2018;27:159-164. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30083032/

Liu, N., Shoch K, Luo X, Pena LDM, Bhavana VH, Kukolich MK, Stringer S, Powis Z, Radtke K, Mroske C, Deak K, McDonald MR, McConkie-Rosell A, Markert ML, Kranz PG, Stong N, Need AC, Bick D, Amaral MD, Worthey EA, Levy S, Undiagnosed Diseases Network (UDN), Wangler M, Bellen HJ, Shashi V, Yamamoto S. Functional variants in TBX2 are associated with a syndromic cardiovascular and skeletal developmental disorder. Hum Mol Genet. 2018;27:2454-2465. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29726930/

Davies EG, Cheung M, Gilmour K, Maimaris J, Curry J, Furmanski A, Sebire N, Halliday N, Mengrelis K, Adams S, Bernatoniene J, Bremner R, Browning M, Devlin B, Erichsen HC, Gaspar HB, Hutchison L, Winnie Ip, Ifversen M, Leahy TR, McCarthy E, Moshous D, Neuling K, Pac M, Papadopol A, Parsley K, Poliani L, Ricciardelli, Sansom DM, Voor T, Worth A, Crompton T, Markert ML, Thrasher A.. Thymus transplantation for complete DiGeorge syndrome: European experience. J Allergy Clin Immunol. 2017;140:1660-1670. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5716670/

Dornemann R, Koch R, Mollmann U, et al. Fetal thymus size in pregnant women with diabetic diseases. J Perinatal Med. 2017;45:595-601. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28195554

Paganini I, Sestini R, Capone GL, Putignano AL, Contini E, Giotti I, Gensini F, Marozza A, Barilaro A, Porfirio B, Papi L. A novel PAX1 null homozygous mutation in autosomal recessive otofaciocervical syndrome associated with severe combined immunodeficiency. Clin Genet. 2017;92:664-668. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28657137/

Stone CA Jr, Markert ML, Abraham RS, Norton A. A case of atypical, complete DiGeorge syndrome without 22q11 mutation. Ann Allergy Asthma Immunol. 2017;118:640-642.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28477796

Warncke K, Lickert T, Eitel S, Gloning K-P, Bonifacio E, Sedlmeier E-M, Becker P, Knoop J, Beyerlein A, Ziegler A-G. Thymus growth and fetal immune response in diabetic pregnancies. Horm Metab Res. 2017;49:892-898. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29136677

Warncke K, Lickert T, Eitel S, Gloning K-P, Bonifacio E, Sedlmeier E-M, Becker P, Wong MT, Scholvinck EH, Lambeck AJ, van Ravenswaaij-Arts CM. CHARGE syndrome: a review of the immunological aspects. Eur J Hum Genet. 2015;23:1451-1419. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4613462/

Lee JH, Markert ML, Hornik CP, McCarthy EA, Gupton SE, Cheifetz IM, Turner DA. Clinical course and outcome predictors of critically ill infants with complete DiGeorge anomaly following thymus transplantation. Pediatr Crit Care Med. 2014;15:e321-326. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4156516/

Davies, EG. Immunodeficiency in DiGeorge syndrome and options for treating cases with complete athymia. Front Immunol. 2013;4:322. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3814041/

Kobayashi D, Sallaam S, Humes RA. Tetralogy of Fallot with complete DiGeorge syndrome: report of a case and a review of the literature. Congenit Heart Dis. 2013;8:E119-126. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22883347

Markert ML, Devlin BH, Chinn IK, McCarthy EA. Thymus transplantation in complete DiGeorge anomaly. Immunol Res. 2009;44:61-70. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4951183/

Markert ML, Devlin BH, Alexieff MJ, Li J, McCarthy EA, Gupton SE, Chinn IK, Hale LP, Kepler TB, He M, Sarzotti M, Skinner MA, Rice HE, Hoehner JC. Review of 54 patients with complete DiGeorge anomaly enrolled in protocols for thymus transplantation: outcome of 44 consecutive transplant. Blood. 2007;109:4539-4547. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1885498/

Lalani, S.R., Safiullah AM, Molinari LM, Fernbach SD, Martin DM, Belmont JW. SEMA3E mutation in a patient with CHARGE syndrome. J Med Genet. 2004;41:e94.

Markert ML, Alexieff MJ, Li J, Sarzotti M, Ozaki DA, Devlin BH, Sempowski GD, Rhein ME, Szabolcs P, Hale LP, Buckley RH, Coyne KE, Rice HE, Mahaffey SM, Skinner MA. Complete DiGeorge syndrome: development of rash, lymphadenopathy, and oligoclonal T cells in 5 cases. J Allergy Clin Immunol. 2004;113:734-741. https://www.jacionline.org/article/S0091-6749(04)00922-4/pdf

Rice HE, Skinner MA, Mahaffey SM, Oldham KT, Ing RJ, Hale LP, Markert ML. Thymic transplantation for complete DiGeorge syndrome: medical and surgical considerations. J Pediatr Surg. 2004;39:1607-1615. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15547821

Markert ML, Sarzotti M, Ozaki DA, Sempowski GD, Rhein ME, Hale LP, Le Deist F, Alexieff MJ, Li J, Hauser ER, Hynes BF, Rice HE, Skinner MA, Mahaffey SM, Jaggers J, Stein LD, Mill MR. Thymus transplantation in complete DiGeorge syndrome: immunologic and safety evaluations in 12 patients. Blood. 2003;102:1121-1130. https://www.bloodjournal.org/content/102/3/1121?sso-checked=true

Lackey AE, Muzio MR. DiGeorge Syndrome. [Updated 2023 Aug 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK549798/

T-cell immunodeficiency with thymic aplasia. Orphanet. 2023. https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=EN&data_id=11580

Rota IA, Dhalla F. FOXN1 deficient nude severe combined immunodeficiency. Orphanet J Rare Dis. 2017 Jan 11;12(1):6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5225657/

Collins C, Sharpe E, Silber A, Kulke S, Hsieh EWY. Congenital Athymia: Genetic Etiologies, Clinical Manifestations, Diagnosis, and Treatment. J Clin Immunol. 2021 Jul;41(5):881-895. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8249278/

Rota IA, Dhalla F. FOXN1 deficient nude severe combined immunodeficiency. Orphanet J Rare Dis. 2017 Jan 11;12(1):6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5225657/

Yagi H, Furutani Y, Hamada H, Sasaki T, Asakawa S, Minoshima S, Ichida F, Joo K, Kimura M, Imamura S-I, Kamatani N, Momma K, Tako A, Nakazawa M, Shimizu N, Matsuoka R. Role of TBX1 in human del22q11.2 syndrome. Lancet. 2003;362:1366-73. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14585638/

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Aprenda más

Usted puede aprender más sobre esta enfermedad en los siguientes sitios en la red:

  • Orphanet, la base de dados europea de enfermedades raras. Vea la sección de Clasificaciones para ver las enfermedades en este grupo de ausencia de timo.

Las siguientes fuentes de información en inglés pueden ser de utilidad:

  • PubMed es un recurso gratuito donde se puede buscar artículos publicados de literatura médica. En la mayoría de los casos es posible ver los resúmenes del artículo y algunas veces se puede obtener la versión completa de un artículo de forma gratuita.
  • Online Mendelian Inheritance in Man (OMIM) es un resumen completo y autorizado de genes humanos y fenotipos genéticos que está disponible gratuitamente. Debido a que OMIM está diseñado para ser utilizado principalmente por médicos y otros profesionales de salud, aunque sea abierta al público, la información es compleja y se recomienda a los usuarios que buscan información sobre una condición médica o genética personal que consulten con un médico calificado para obtener un diagnóstico y obtener respuestas a sus preguntas personales. Note que OMIM solamente tiene informaciones en el sindrome de deficiencia de FOXN1.
  • Immunodeficiency Foundation, una organización de apoyo para las personas afectadas con problemas de inmunidad.

Vea también nuestra página en inglés de NORD:  Congenital athymia.

 

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Centros médicos con experiencia en mi enfermedad

 

Cuando se tiene una enfermedad rara o poco frecuente es muy importante encontrar a un médico que tenga experiencia en el diagnóstico y en el manejo.  De forma general, se recomienda que las personas con enfermedades raras busquen ser atendidas en centros médicos universitarios o terciarios ya que es más probable que los médicos que trabajan en estos centros hayan visto casos similares o tengan interés en la investigación, además de que cuentan con equipos de múltiples especialistas que trabajan en conjunto.

NORD tiene una lista de centros de excelencia en enfermedades raras que incluye muchos de los mejores centros médicos y académicos de los Estados Unidos.  Recomendamos que los pacientes compartan esta información con sus médicos para que sean referidos al centro más adecuado y conveniente. Esta lista está en expansión. Como comentamos antes, el tratamiento con el implante de timo es hecho en la universidad de Duke, que hace parte de los centros de excelencia designados por NORD: Duke Children’s Hospital es el único centro médico que realiza la implantación del tejido del timo. Para obtener la información de contacto del sitio único de administración en Durham, Carolina del Norte, comuníquese con Enzyvant Medical Information al +1 833 369 9868 (833-ENZYVNT) o medinfo@enzyvant.com.  Haga clic aquí para más información.

Para aprender más sobre NORD visite el siguiente enlace:  NORD en Español.

Nota: El sitio web de la Organización Nacional de Enfermedades Raras (NORD), sus bases de datos y su contenido tienen derechos de autor de NORD. Ninguna parte del sitio web de NORD, las bases de datos o los contenidos pueden copiarse de ninguna manera, incluidos, entre otros, los siguientes: descarga electrónica, almacenamiento en un sistema de recuperación o redistribución con fines comerciales sin el permiso expreso por escrito de NORD.  Sin embargo, por la presente se otorga permiso para imprimir una copia impresa de la información sobre una enfermedad individual para su uso personal, siempre que dicho contenido no se modifique de ninguna manera y el crédito por la fuente (NORD) y el aviso de derechos de autor de NORD estén incluidos en la copia impresa. Cualquier otra reproducción electrónica u otras versiones impresas está estrictamente prohibida.

 

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Programas & Recursos

Programas de asistencia RareCare®

Programas de Asistencia Adicional

Programa de Asistencia MedicAlert

NORD y la Fundación MedicAlert se han asociado en un nuevo programa para brindar protección a pacientes con enfermedades raras en situaciones de emergencia.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/medicalert-assistance-program/

Programa de Apoyo Educativo de Enfermedades Raras

Asegurarse de que los pacientes y los cuidadores estén equipados con las herramientas que necesitan para vivir su mejor vida mientras manejan su condición rara es una parte vital de la misión de NORD.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/rare-disease-educational-support/

Programa de descanso para cuidadores raros

Este programa de asistencia, primero en su tipo, está diseñado para los cuidadores de un niño o adulto diagnosticado con un trastorno raro.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/caregiver-respite/

Organizaciones de pacientes


National Organization for Rare Disorders