• Resumen
  • Sinónimos
  • Signos y Síntomas
  • Causas y Herencia
  • Frecuencia
  • Enfermedades con síntomas similares
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Investigaciones
  • Referencias
  • Aprenda más
  • Centros médicos con experiencia en mi enfermedad
  • Programas & Recursos
  • Informe completo
Select language / seleccionar idioma:

Síndrome de Beckwith-Wiedemann

Imprimir

Última actualización: 8/8/2023
Años publicados: 1985, 1988, 1989, 1990, 1993, 1994, 1997, 1999, 2000, 2002, 2007, 2016, 2019, 2023


Reconocimiento

NORD agradece a Jennifer Kalish, MD, PhD, médico tratante, División de Genética Humana, Mallory Byrne, APRN, CPNP-AC, CPN, Evan R. Hathaway LCGC y Laura Voss, LCGC, Children’s Hospital of Philadelphia, por la preparación de este informe en inglés. El informe en inglés fue traducido y modificado por Gioconda Alyea, médica genetista brasileira, el 21 de febrero del 2024.


Resumen

El síndrome de Beckwith-Wiedemann (SBW) es una enfermedad genética en que hay crecimiento excesivo y predisposición al cáncer.

El síndrome de Beckwith-Wiedemann es causado por cambios en el cromosoma 11p15.5 y se caracteriza por muchas señales y síntomas que varían de persona a persona, que pueden incluir lengua grande (macroglosia), anomalías de la pared abdominal (onfalocele, hernia umbilical o diástasis de rectos), agrandamiento anormal de un lado o estructura del cuerpo (crecimiento excesivo lateralizado) que resulta en un crecimiento desigual (asimétrico).

También hay mayor riesgo de desarrollar ciertos cánceres infantiles, más comúnmente tumor de Wilms (tumor de riñón) y hepatoblastoma (tumor de hígado) y niveles bajos de azúcar en sangre en los primeros días de vida (hipoglucemia neonatal) o más allá, lo que conduce a niveles bajos persistentes de azúcar en sangre (hiperinsulinismo).

El síndrome de Beckwith-Wiedemann también puede estar asociado con un peso al nacer superior al promedio (grande para la edad gestacional), un mayor crecimiento después del nacimiento (macrosomía), agrandamiento de ciertos órganos internos (organomegalia), surcos distintivos en los lóbulos de las orejas (pliegues y fosas de las orejas) y una apariencia facial característica.

El síndrome de Beckwith-Wiedemann se ha reclasificado recientemente como «espectro de Beckwith-Wiedemann» ya que las  señales y síntomas puede variar mucho de una persona a otra.

Los investigadores han determinado que el síndrome de Beckwith-Wiedemann es el resultado de diversas anomalías que afectan la expresión normal y adecuada de ciertos genes que controlan el crecimiento dentro de una región específica del cromosoma 11 (llamada región crítica del síndrome de Beckwith-Wiedemann). Alrededor del 14% de las personas afectadas con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen una causa desconocida.

En aproximadamente el 80% de las personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen cambios cromosómicos que parecen ocurrir al azar (esporádicamente). La transmisión familiar (formas hereditarias) ocurre en aproximadamente el 5-10% de los pacientes con síndrome de Beckwith-Wiedemann.

El tratamiento depende de los síntomas que la persona tenga.

  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Sinónimos

  • Onfalocele-macroglosia-gigantismo
  • SBW
  • Síndrome de Wiedemann-Beckwith
  • Síndrome de Beckwith
  • Síndrome de visceromegalia-hernia umbilical-macroglosia
  • Espectro de Beckwith-Wiedemann
  • Hipoglucemia con macroglosia S
  • Síndrome de onfalocele-visceromegalia-macroglosia
  • Síndrome de exónfalos-macroglosia-gigantismo
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Signos y Síntomas

Las señales y síntomas características del síndrome de Beckwith-Wiedemann (SBW) varían mucho de persona a persona, por lo que el diagnóstico clínico, o sea, basado en las señales y síntomas y el diagnóstico molecular basado en pruebas genéticas pueden ser bastante difíciles ya que:

  • A veces, los diagnósticos clínicos y los diagnósticos de las pruebas genéticas no coinciden porque las personas pueden no tener muchas características del síndrome de Beckwith-Wiedemann, incluso si tienen cambios en la región crítica del síndrome de Beckwith-Wiedemann según las pruebas genéticas.
  • Algunas personas pueden parecer levemente afectadas, mientras que otras parecen afectadas de manera más seria.
  • Es posible que las personas afectadas no presenten todos los síntomas del síndrome.

De esta forma, la gama de señales y síntomas debidas a cambios en el cromosoma 11p15.5 se ha redefinido como “espectro de Beckwith-Wiedemann”.

Las señales y síntomas pueden incluir:

  • Peso excesivo al nacer (grande para la edad gestacional), inclusive si son bebés que nacen prematuramente
    • Más de la mitad de los bebés con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen un peso superior al percentil 97 para la edad gestacional
  • Crecimiento excesivo que puede continuar durante toda la infancia (macrosomía)
  • Agrandamiento anormal de un lado o estructura del cuerpo (crecimiento excesivo lateralizado), lo que resulta en un crecimiento asimétrico
  • Sobrecrecimiento lateralizado aislado (OIT), conocido anteriormente como hemihipertrofia o hemihiperplasia, que se define como un crecimiento excesivo asimétrico del cuerpo que no se limita a un lado del cuerpo y no especifica qué parte o tejido tiene un crecimiento excesivo (por ejemplo, un paciente puede tener un brazo izquierdo más grande y una pierna derecha más grande)
  • Anomalías de la pared abdominal que pueden incluir:
    • Onfalocele (también conocido como exónfalos), en el que parte de los intestinos y otros órganos abdominales de un bebé quedan fuera del cuerpo debido a una abertura en el ombligo y están cubiertos por una fina membrana)
    • Protrusión de parte de los intestinos a través de una abertura anormal en la pared muscular del abdomen cerca del cordón umbilical (hernia umbilical)
    • Debilidad y separación de los músculos izquierdo y derecho de la pared abdominal (diástasis de rectos)
  • Agrandamiento de los órganos internos del cuerpo, de forma anormal (organomegalia) que puede afectar hígado, bazo, páncreas, riñones o glándulas suprarrenales.
  • Niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia neonatal o hiperinsulinismo) debido al crecimiento excesivo y la secreción excesiva por el páncreas de la hormona insulina, que ayuda a regular los niveles de glucosa (hiperinsulinismo)
    • La mayoría de los bebés con hipoglucemia neonatal asociada con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen síntomas leves y transitorios que se resuelven sin tratamiento, pero que, en algunos casos no tratados, pueden resultar en complicaciones neurológicas
    • El hiperinsulinismo congénito es la causa más común de niveles bajos de azúcar en la sangre persistentes y graves
  • Dismorfias del cráneo y de la región facial (craneofacial) como:
    • Lengua agrandada (macroglosia), lo que puede causar dificultades para hablar, alimentarse y respirar
    • Surcos o pliegues distintivos en forma de hendiduras en los lóbulos de las orejas y hoyuelos en la parte posterior de las orejas (pliegues o hoyos en las orejas)
    • Lunares planos en la cara, de color rojo pálido o violeta rojizo al nacer, más comúnmente en los párpados y la frente, que consisten en grupos anormales de pequeños vasos sanguíneos (nevo simple facial) que son menos evidentes durante el primer año de vida
    • Asimetría de la cara, en las personas que tienen crecimiento excesivo lateralizado
    • Maloclusión, en que hay un contacto inadecuado de los dientes de la mandíbula superior e inferior con protrusión anormal de la mandíbula inferior (prognatismo mandibular), que pueden ocurrir como consecuencia de la macroglosia
  • Anomalías de los riñones, que pueden incluir:
    • Riñones anormalmente grandes (nefromegalia)
    • Desarrollo inadecuado de los tejidos más internos del riñón (displasia medular renal)
    • Formación de depósitos de calcio en el riñón (nefrocalcinosis) que podría afectar la función renal
    • Duplicación de la serie de tubos y conductos a través de los cuales los riñones reabsorben agua y sodio (sistema colector duplicado)
    • Ensanchamiento de algunos de los pequeños tubos y conductos colectores (riñón esponjoso medular)
    • Presencia de pequeñas bolsas (divertículos) en los riñones
    • Mayor frecuencia de cálculos renales (piedras en los riñones) en adolescentes y adultos
  • Riesgo aumentado de desarrollar ciertos cánceres infantiles, especialmente, durante los dos primeros años de vida, que pueden incluir:
    • Cánceres embrionarios (ocurren en aproximadamente el 8% de los pacientes con síndrome de Beckwith-Wiedemann)
    • Tumores de Wilms (un tumor de riñón) – más comun
    • Hepatoblastoma (un tumor de hígado) – común
    • Neuroblastoma (un tumor de células nerviosas) – menos común
    • Rabdomiosarcoma (un tumor de tejidos blandos) – menos común
    • Carcinoma suprarrenal (un tumor de la glándula suprarrenal) -menos común

Muchas de las señales y síntomas de síndrome de Beckwith-Wiedemann se notan menos con la edad y muchos adultos tienen un crecimiento y apariencia normales. El desarrollo neurológico (cerebro) parece no verse afectado, a menos en casos en que hubo hipoglucemia neonatal prolongada y no tratada, prematuridad extrema o duplicación cromosómica.

La mayoría de las características de los adultos con síndrome de Beckwith-Wiedemann, como problemas renales y dolor de espalda, son consecuencias de los problemas que se presentaron en la niñez. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar la relación entre las características de los adultos y los síntomas en los niños.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Causas y Herencia

Las causas genéticas del síndrome de Beckwith-Wiedemann son complejas.

En la mayor parte de los casos, el síndrome es causado por la regulación anormal de genes que controlan el crecimiento y que se localizan dentro de una región específica del brazo corto (p) del cromosoma 11 (11p15.5). Esta región se conoce como región crítica de síndrome de Beckwith-Wiedemann.

El síndrome puede ser causado por:

Anomalías de impronta genómica: Las anomalías que afectan a los genes del cromosoma 11 que sufren “impronta genómica” son responsables de la mayoría de los casos del síndrome de Beckwith-Wiedemann.

Las personas normalmente heredan una copia de cada cromosoma de cada padre. En la mayoría de las células ambas copias de los genes del cromosoma 11 se expresan o «activan». Sin embargo, para algunos genes sólo se expresa la copia heredada del padre de una persona (la copia heredada por vía paterna) y la otra copia “se apaga” o silencia. Para otros genes, sólo se expresa la copia heredada de la madre de una persona (la copia heredada por vía materna) y la copia heredada por vía paterna se apaga. Estas diferencias específicas de los padres en la expresión genética son causadas por la impronta genómica.

Varios genes que controlan el crecimiento en el cromosoma 11 están impresos, lo que significa que el gen sólo está activo en el cromosoma de la madre o en el cromosoma del padre, pero no en ambos. La impronta genómica adecuada es necesaria para el desarrollo normal y la impronta defectuosa en el cromosoma 11 puede causar el síndrome de Beckwith-Wiedemann.

La impronta genómica es controlada por marcas en el ADN llamadas metilación.

La metilación es una reacción química que une pequeñas moléculas llamadas grupos metilo a ciertos segmentos del ADN. En los genes que se someten a impronta genómica, la metilación es una forma en que el padre de origen de un gen se marca durante la formación de óvulos y espermatozoides. El síndrome de Beckwith-Wiedemann a menudo se asocia con cambios en regiones del ADN en el cromosoma 11 llamadas centros de impresión (CI).

La región critica del cromosoma 11, región 11p15.5, tiene dos centros de impresión 1 y 2 (IC1 e IC2). En estas regiones se encuentran varios genes impresos específicos. Estos genes incluyen:

  • H19 que desempeña un papel en la inhibición del crecimiento
  • IGF2 es un factor de crecimiento
  • KCNQ10T1 no parece producir (codificar) proteínas
  • CDKN1C es un regulador del ciclo celular y supresor de tumores

Normalmente, H19 y CDKN1C se expresan en el cromosoma materno y IGF2 y KCNQ1OT1 se expresan en el cromosoma paterno. Los investigadores creen que los genes expresados por el padre promueven el crecimiento y que los genes expresados por la madre actúan como genes supresores de tumores o inhiben el crecimiento.

Una metilación inadecuada en la región crítica del síndrome de Beckwith-Wiedemann puede provocar un desequilibrio de las señales de «crecer» y «no crecer», lo que provocará un crecimiento excesivo.

La ganancia de metilación (hipermetilación) en el centro de impresión 1 (IC1 GOM) ocurre en aproximadamente el 5% de los pacientes con síndrome de Beckwith-Wiedemann. Esto resulta en una disminución de la expresión de H19 y un aumento de la expresión de IGF2.

El centro de impresión 2 (IC2) está asociado con KvDMR, un interruptor químico que se encuentra en el gen KCNQ1. La pérdida de metilación (hipometilación) en KvDMR del centro de impresión 2 (IC2 LOM) ocurre en aproximadamente el 50% de las personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann. Esto resulta en el aumento de la expresión de KCNQ10T1 y una disminución de la expresión de CDKN1C.

Disomía uniparental: Alrededor del 20% de los casos de síndrome de Beckwith-Wiedemann son causados por un cambio genético conocido como disomía uniparental paterna (UPD). La UPD paterna hace que las personas tengan dos copias activas de genes heredados paternalmente en lugar de una copia activa del padre y una copia inactiva de la madre. A las personas con UPD paterno también les faltan genes que están activos solamente en la copia del cromosoma heredada por la madre. En el síndrome de Beckwith-Wiedemann, la UPD paterna generalmente ocurre temprano en el desarrollo embrionario y afecta solo a algunas de las células del cuerpo. Este fenómeno se llama mosaicismo. La UPD paterna en mosaico conduce a un desequilibrio en los genes paternos y maternos activos en el cromosoma 11, que resulta en las señales y en los síntomas del síndrome.

De esta forma, hay demasiados genes activos expresados por vía paterna (IGF2) en esta región y no suficientes genes expresados por vía materna (H19, CDKN1C). Como la disomía paterna uniparental ocurre después de la fertilización, el riesgo de recurrencia (de que se tengan otros hijos o hijas afectado(a)s) es extremadamente bajo.

La isodisomía uniparental paterna de todo el genoma en mosaico (GWpUPD) ocurre en aproximadamente el 10% de los BWS debido a pUPD (aproximadamente el 2% de todos los pacientes con BWS). En el caso de GWpUPD, cada cromosoma se hereda del padre en las células que portan la anomalía, en lugar de solo el cromosoma 11 como en pUPD. GWpUPD se asocia con un mayor riesgo de tumor. La gravedad de GWpUPD varía según la cantidad de células afectadas y dónde se encuentran las células afectadas dentro del paciente.

Mutaciones en el gen CDKN1C: El 5% de los casos del síndrome de Beckwith-Wiedemann son causados por mutaciones en el gen CDKN1C. Este gen proporciona instrucciones para producir una proteína que ayuda a controlar el crecimiento antes del nacimiento. Las mutaciones del gen CDKN1C impiden que esta proteína restrinja el crecimiento, lo que conduce a las anomalías características del síndrome de Beckwith-Wiedemann.

Las mutaciones en el gen CDKN1C se heredan de forma autosómica dominante, lo que significa que sólo se necesita una copia del gen modificado para que se produzca el trastorno. Sin embargo, el gen CDKN1C normalmente solo se expresa por vía materna y, por lo tanto, los niños solamente son afectados (es decir, tendrán el SBW) si la variante se transmite de la madre. Aproximadamente el 40% de las personas con antecedentes familiares de BWS tienen variantes del gen CDKN1C. Las mutaciones en el gen CDKN1C también pueden ocurrir aleatoriamente sin que la madre sea portadora de la mutación (mutación de novo). Las personas afectadas con os pacientes con síndrome de Beckwith-Wiedemann debido a mutaciones en el gen CDKN1C tienen un riesgo del 50% de transmitir la mutación a sus hijos.

Anomalías cromosómicas: Hasta el 6% de las personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen una anomalía cromosómica como un reordenamiento (translocación), una copia anormal (duplicación) o una pérdida (deleción) de material genético del cromosoma 11. Al igual que los otros cambios genéticos responsables del síndrome de Beckwith-Wiedemann, estas anomalías alteran la regulación normal de ciertos genes de este cromosoma.

Las investigaciones han demostrado que pequeñas deleciones (microdeleciones) que afectan el centro de impresión 1 (IC1) del cromosoma 11p15.5 pueden ser la causa del síndrome de Beckwith-Wiedemann familiar en algunas personas.

Aproximadamente entre el 1% y el 2 % de los pacientes con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienen deleciones que afectan a 11p15.5. También se han identificado microdeleciones del gen KCNQ10T1 (LIT1) en algunas personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann.

Estas microdeleciones parecen causar BWS cuando se heredan por vía materna; cuando se hereda por vía paterna, el trastorno no se desarrolla.

Pequeñas duplicaciones (microduplicaciones), que afectan el centro de impresión 1 (IC1) del cromosoma 11p15.5 heredado del padre, también pueden causar BWS. Estas microduplicaciones también pueden ocurrir de forma aleatoria (de novo).

Correlación fenotipo genotipo

Los investigadores están investigando si las causas específicas del síndrome de Beckwith-Wiedemann están asociadas con síntomas específicos (correlación genotipo-fenotipo). Las investigaciones indican que:

  • Las personas con defectos de IC2 o una variante en el gen CDKN1C tienen más riesgos de tener onfalocele y la macroglosia.
  • Las personas con pUPD tienen un mayor riesgo de sobrecrecimiento lateralizado e hiperinsulinismo.
  • Las personas con defectos de IC1 o pUPD parecen tener un mayor riesgo de desarrollar un tumor asociado, como el tumor de Wilms.
  • Las personas con pUPD también tienen un mayor riesgo de desarrollar un tumor hepático (hepatoblastoma).
  • El síndrome de Beckwith-Wiedemann puede tener un riesgo de tumor diferente, de acuerdo a la causa.

Es necesario que se haga más investigación para determinar cómo las causas específicas del síndrome de Beckwith-Wiedemann se correlacionan con los diversos síntomas del trastorno.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Frecuencia

El síndrome de Beckwith-Wiedemann afecta a hombres y mujeres por igual. Se estima que ocurre en 1 de cada 10.340 personas en la población general. Debido a que las personas levemente afectadas pueden no ser diagnosticadas, es difícil determinar la verdadera frecuencia del síndrome de Beckwith-Wiedemann en la población general.

No hay diferencias de prevalencia del síndrome en diferentes razas o etnias específicas, aunque las señales y los síntomas pueden variar entre ciertos grupos.

Las investigaciones sugieren que las personas concebidas mediante tecnología de reproducción asistida (ART), como la fertilización in vitro (FIV) y/o la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), pueden tener un mayor riesgo de desarrollar trastornos resultantes de la impronta genómica (como el síndrome de Beckwith-Wiedemann) cuando comparados con la población general.

Los estudios también han demostrado que la frecuencia de embarazos gemelares es más común en las personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann que en la población general. Sin embargo, los gemelos con síndrome de Beckwith-Wiedemann tienden a presentar diferentes niveles de gravedad, lo que dificulta a los médicos diagnosticar gemelos con síndrome de Beckwith-Wiedemann.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Diagnóstico

Las personas afectadas con del síndrome de Beckwith-Wiedemann pueden ser diagnosticados antes y después del nacimiento (prenatal y posnatalmente), ya sea mediante evaluación física (diagnóstico clínico) y/o pruebas genéticas (diagnóstico molecular).

En algunos casos, se pueden realizar ciertos procedimientos antes del nacimiento (prenatalmente) para detectar del síndrome de Beckwith-Wiedemann. Por ejemplo, las imágenes por ultrasonido pueden permitir la evaluación del tamaño de los órganos y el tamaño general del feto en desarrollo y potencialmente revelar otros hallazgos que pueden sugerir del síndrome de Beckwith-Wiedemann.

Las características que pueden detectarse mediante imágenes prenatales incluyen aumento del líquido amniótico que rodea al feto (polihidramnios), agrandamiento de la placenta, onfalocele, agrandamiento del círculo abdominal, aumento de los riñones (nefromegalia), macroglosia y/u otras anomalías. La característica detectada prenatalmente más común que hace sospechar del síndrome de Beckwith-Wiedemann es un onfalocele. Si se sospecha del síndrome de Beckwith-Wiedemann, hay pruebas prenatales disponibles.

El síndrome de Beckwith-Wiedemann se puede diagnosticar o confirmar poco después del nacimiento basándose en una evaluación clínica detallada, la detección de señales y síntomas característicos (por ejemplo, aumento de peso y longitud, macroglosia, defectos de la pared abdominal) y pruebas genéticas de la región crítica del síndrome de Beckwith-Wiedemann.

El espectro del síndrome de Beckwith-Wiedemann se puede dividir en tres subcategorías:

  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann clásico o típico
  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann atípico
  • Sobrecrecimiento lateralizado aislado

Se cree que una persona que tiene las señales y síntomas más característicos y parece tener una enfermedad más seria presenta el síndrome de Beckwith-Wiedemann clásico o típico. Se cree que un paciente con menos características aisladas, como hiperinsulinismo neonatal o un tumor embrionario, presenta el síndrome de Beckwith-Wiedemann «atípico». Por último, algunas personas pueden presentar sólo un crecimiento excesivo lateralizado aislado.

Se ha establecido un sistema de puntuación de consenso del síndrome de Beckwith-Wiedemann para ayudar con el diagnóstico clínico del síndrome de Beckwith-Wiedemann y determinar la necesidad de pruebas moleculares.

Las características que con mayor probabilidad resultan en un diagnóstico del síndrome de Beckwith-Wiedemann se denominan “características cardinales” y reciben dos puntos cada una en el sistema de puntuación. Las características cardinales incluyen:

  • Macroglosia
  • Onfalocele
  • Crecimiento excesivo lateralizado
  • Múltiples tumores de Wilms
  • Hiperinsulinismo
  • Hallazgos patológicos específicos que incluyen citomegalia suprarrenal (agrandamiento de las células de la glándula suprarrenal) y displasia mesenquimatosa de la placenta (aumento de tamaño de las células de la placenta).

Las características que se observan en el síndrome de Beckwith-Wiedemann pero que también están presentes en la población general se denominan «características sugestivas» y reciben 1 punto cada una.  Las características sugestivas incluyen:

  • Peso excesivo al nacer
  • Macrosomía
  • Nevo simple facial
  • Polihidramnios (aumento del líquido que rodea el embrión (liquido amniótico) o placenta grande
  • Pliegues o hoyos en las orejas
  • Hipoglucemia
  • Tumores embrionarios como tumores de Wilms únicos o hepatoblastomas
  • Nefromegalia
  • Hepatomegalia
  • Hernia umbilical
  • Diástasis de rectos

Un total de cuatro o más puntos, dos de los cuales deberían deberse a una característica cardinal, es consistente con un diagnóstico clínico del síndrome de Beckwith-Wiedemann. Un total de dos o más puntos indica la necesidad de realizar pruebas moleculares, especialmente si hay una característica cardinal presente.

Las pruebas genéticas buscan cambios en la región crítica del síndrome de Beckwith-Wiedemann. Esto incluye observar las marcas de metilación (análisis de metilación 11p15.5) en el ADN y luego observar el número de copias de las regiones de control de impresión (análisis del número de copias 11p15.5) que están presentes en esa región (normalmente debería haber dos copias).

Esto detectará si hay deleciones o duplicaciones de la región. Además, si las pruebas anteriores son normales, se realiza la secuenciación del gen CDKN1C para detectar cualquier cambio en el gen CDKN1C.

Se recomiendan pruebas adicionales en que se analicen todos los cromosomas para los pacientes en los que se determina que tienen UPD según el análisis de metilación. Se utiliza una micromatriz de cromosomas o una matriz de polimorfismo de un solo nucleótido (SNP) para detectar la extensión de la región de UPD.

No todas las personas que tienen un diagnóstico clínico de síndrome de Beckwith-Wiedemann tendrán un diagnóstico confirmado mediante pruebas moleculares. Esto se debe a que la mayoría de los cambios genéticos y epigenéticos que causan el síndrome de Beckwith-Wiedemann no están presentes en todas las células. Esto se denomina «mosaicismo». Por esta razón, analizar múltiples tejidos puede aumentar la probabilidad de encontrar la causa del síndrome de Beckwith-Wiedemann.

Un análisis de sangre negativo, por ejemplo, no necesariamente excluye un diagnóstico. Un estudio reciente demostró que las pruebas de múltiples tejidos aumentan la probabilidad de que se haga un diagnóstico molecular del 70% al 82%.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Beckwith-Wiedemann se dirige a los síntomas específicos que cada persona afectada tenga. Se puede requerir que la persona afectada sea consultada por un equipo de especialistas que puede incluir genetistas, pediatras, cirujanos plásticos, endocrinólogos, nefrólogos (especialistas en riñones), ortodoncistas (especialistas dentales), neumólogos (especialistas en pulmones), logopedas, oncólogos pediátricos y otros profesionales de la salud.  Los especialistas tienen que trabajar juntos y de forma coordinada para el mejor manejo del niño afectado.

En los recién nacidos con síndrome de Beckwith-Wiedemann, se debe realizar un control regular de los niveles de glucosa en sangre para garantizar la detección y el tratamiento rápidos de la hipoglucemia en el período neonatal inmediato. Aunque la hipoglucemia neonatal suele ser leve y temporal, su detección y tratamiento tempranos son esenciales para prevenir las complicaciones neurológicas asociadas. Las medidas de tratamiento pueden incluir la administración de glucosa intravenosa, alimentación frecuente, ciertos medicamentos (por ejemplo, diazóxido u octreotida) y/o intervención quirúrgica en algunos casos.

En muchos bebés con hernia umbilical, el defecto puede desaparecer espontáneamente hacia la edad de aproximadamente un año. Por lo general, no se requiere cirugía a menos que una hernia umbilical crezca progresivamente, no se resuelva espontáneamente (por ejemplo, alrededor de los 3 o 4 años) y/o esté asociada con ciertas complicaciones. Sin embargo, en los recién nacidos con onfalocele, la cirugía para la reparación del defecto suele ser necesaria poco después del nacimiento.

Al igual que otras características asociadas con el síndrome de Beckwith-Wiedemann, la macroglosia puede variar en gravedad. Las personas con macroglosia tienen un mayor riesgo de sufrir apnea obstructiva del sueño, dificultades para alimentarse, dificultades para hablar y posibles problemas de desarrollo de la mandíbula. Las personas con macroglosia requieren el apoyo de un equipo multidisciplinario. Deben someterse a evaluaciones de alimentación y estudios del sueño además de consultas con cirujanos plásticos y neumólogos si es necesario. Las dificultades de alimentación causadas por la macroglosia pueden requerir el apoyo de especialistas en alimentación o dietistas. El tratamiento puede incluir el uso de pezones especializados o la inserción temporal de una sonda nasogástrica, una sonda que se coloca en la nariz y va al estómago. Las dificultades del habla pueden requerir el apoyo de una logopedia.

Un neumólogo puede evaluar el grado en que la macroglosia afecta la respiración y el sueño de un paciente. Se puede utilizar un estudio del sueño para evaluar la apnea obstructiva del sueño, la obstrucción de las vías respiratorias, la resistencia de las vías respiratorias, la desaturación grave (falta de oxígeno), los trastornos respiratorios del sueño y los ronquidos.

La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) es un método que se utiliza para ayudar a los niños con apnea obstructiva del sueño. Algunas personas afectadas pueden someterse a una cirugía para reducir el tamaño de la lengua con el objetivo de mejorar la respiración, la alimentación y las malformaciones mandibulares o dentales debidas a la macroglosia. Las personas con macroglosia deben ser seguidos de cerca por un equipo multidisciplinario.

Se recomienda una evaluación ortopédica periódica para personas con crecimiento excesivo lateralizado y que tengan una diferencia asociada en la longitud de las piernas. Algunas personas con un crecimiento excesivo lateralizado serio de las extremidades pueden requerir elevaciones de zapatos  o una cirugía correctiva.

Los bebés y adultos con síndrome de Beckwith-Wiedemann deben someterse a ecografías abdominales y renales con regularidad, y medir los niveles de alfafetoproteína en la sangre según lo recomendado para garantizar la detección temprana y el tratamiento de los tumores cancerosos que pueden ocurrir en asociación con síndrome de Beckwith-Wiedemann (por ejemplo, tumor de Wilms, hepatoblastoma).

La alfafetoproteína (AFP) es una proteína producida por el hígado. Los niveles de AFP suelen disminuir durante la infancia; sin embargo, la AFP puede estar anormalmente elevada en la sangre si hay ciertos tumores (hepatoblastoma). Los médicos deben evaluar los niveles de AFP a lo largo del tiempo en las personas con síndrome de Beckwith-Wiedemann y se encuentran disponibles valores normales de AFP para niños con síndrome de Beckwith-Wiedemann para ayudar en la interpretación de los resultados.

Ha habido discusiones recientes sobre la utilidad de la detección de AFP en niños pequeños ya que extraer sangre de forma regular puede ser muy estresante para muchas familias, pero, la AFP ha demostrado ser un indicador temprano útil del hepatoblastoma.

Según las directrices de los Estados Unidos, se recomienda realizar pruebas de detección a todos los pacientes con diagnóstico clínico o molecular de síndrome de Beckwith-Wiedemann mediante análisis de AFP y una ecografía abdominal completa cada tres meses hasta los 4 años (para detectar hepatoblastoma y tumor de Wilms), seguida de pruebas de evaluación de los riñones con ecografías abdominales cada 3 meses hasta los 7 años (para detectar el tumor de Wilms).

Se recomienda realizar pruebas adicionales mediante análisis de orina y radiografías de tórax para detectar neuroblastoma en pacientes con variantes de CDKN1C.

Además, la detección de síndrome de Beckwith-Wiedemann mediante GWpUPD puede extenderse más allá de los 7 años.

Si un tumor se desarrolla en asociación con síndrome de Beckwith-Wiedemann, las medidas de tratamiento apropiadas varían dependiendo del tumor específico presente, el estadio y/o extensión de la enfermedad y/u otros factores. Los métodos de tratamiento pueden incluir cirugía (por ejemplo, resección renal con conservación de nefronas en el caso de un tumor de Wilms), uso de ciertos medicamentos contra el cáncer (quimioterapia), radioterapia y/u otras medidas.

Las personas con anomalías del corazón, del estómago o de los intestinos y/o de los riñones pueden requerir ciertos medicamentos, cirugía u otras intervenciones médicas. Estas personas deben ser remitidas a los especialistas adecuados.

Se recomienda el asesoramiento genético a las personas afectadas y sus familias. Otros tratamientos son sintomáticos y de apoyo.

Las complicaciones de aparición tardía del síndrome de Beckwith-Wiedemann pueden requerir un seguimiento continuo en la edad adulta. Se necesita más investigación para comprender las características y los tratamientos asociados para adultos con síndrome de Beckwith-Wiedemann.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Investigaciones

Se estableció un Registro Beckwith-Wiedemann para coordinar los esfuerzos de investigación sobre el síndrome de Beckwith-Wiedemann. Para obtener más información sobre el Registro, comuníquese con:

Jennifer M. Kalish, MD, PhD
Attending Physician
Division of Human Genetics
The Children’s Hospital of Philadelphia
3501 Civic Center Boulevard
Colket Translational Research Building, Rm 3028
Philadelphia, PA 19104
Teléfono : 267-425-2467
Fax: 267-425-0007
Correo electrónico: BWS@chop.edu
Sitio en la red:  https://www.research.chop.edu/bws-registry

El sitio en la red de Clinical Trials, desarrollado por los Institutos Nacionales de la Salud, proporciona información sobre las investigaciones clínicas. Usted puede ver las investigaciones sobre esta enfermedad en el siguiente enlace: Clinicaltrials.gov. Use el término “Beckwith-Wiedemann syndrome” para ver los estudios disponibles. Recomendamos que comparta esta información con los médicos para que analicen los estudios y determinen la indicación de la participación en algún estudio. (en inglés)

Para obtener información sobre los ensayos clínicos en Europa, póngase en contacto con: Clinicaltrialsregister.eu.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Referencias

Neri G, Boccuto L, Stevenson RE. Overgrowth Syndromes: A Clinical Guide. Oxford University Press, New York, NY; 2019:39-63.

Jones KL, Jones M, Del Campo M. Eds. Smith’s Recognizable Patterns of Human Malformation. 7th ed. Elsevier, Philadelphia, PA; 2015: 218-222.

Stevenson RE, Hall JG, Everman DB, and Soloman BS Ed. Human Malformations and Related Anomalies 3rd Edition. Oxford University Press. New York, NY, 2015.

Hennekam RCM, Krantz I, Allanson, J. Eds. Syndromes of the Head and Neck. 5th ed. Oxford University Press, New York, NY; 2010:389-405.
Vanderver A, Pearl PL. Beckwith-Wiedemann Syndrome. NORD Guide to Rare Disorders. Lippincott Williams & Wilkins. Philadelphia, PA. 2003:518.

Cohen MM Jr, Nori G, Weksberg R. Overgrowth Syndromes. 1st ed. Oxford University Press, New York, NY; 2002:11-31.

Cielo C, et al. Obstructive sleep apnea in children with Beckwith-Wiedemann syndrome. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2019;15: 375-
381.

Cohen JL, et al. Diagnosis and management of the phenotypic spectrum of twins with Beckwith-Wiedemann syndrome. American Journal of Medical Genetics Part A. 2019 Jul;179(7):1139-1147.

Duffy KA, et al. Characterization of the Beckwith-Wiedemann spectrum: Diagnosis and management. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2019 Aug 30. doi: 10.1002/ajmg.c.31740. [Epub ahead of print]

Duffy KA, et al. Development of serum a-fetoprotein norms in Beckwith-Wiedemann spectrum. J Pediatr. 2019 Sep;212:195-200.e2.

Duffy KA, et al. Beckwith–Wiedemann syndrome in diverse populations. American Journal of Medical Genetics Part A. 2019;179(4): 525-533.

Gazzin A, et al. Phenotype evolution and health issues of adults with Beckwith-Wiedemann syndrome. American Journal of Medical Genetics. 2019;179(A):1691-1702.

Mussa A, et al. Defining an optimal time window to screen for hepatoblastoma in children with Beckwith-Wiedemann syndrome. Pediatr Blood Cancer 2019; 66(1): e27492.

Vuillaume ML, et al. CUGC for Simpson-Golabi-Behmel syndrome (SGBS). European Journal of Human Genetics 2019; 27(4):663-668.

Brioude F, et al. Expert consensus document: Clinical and molecular diagnosis, screening and management of Beckwith-Wiedemann syndrome: an international consensus statement. Nat Rev Endocrinol. 2018; 14(4): 229-249.

MacFarland SP, et al. Diagnosis of Beckwith–Wiedemann syndrome in children presenting with Wilms tumor. Pediatric Blood & Cancer 2018; 65(10): e27296.

Mussa A, et al. Assisted reproduction techniques and prenatal diagnosis of Beckwith–Wiedemann spectrum presenting with omphalocele. Journal of Assisted Reproduction and Genetics 2018; 35(10): 1925-1926.

Kalish JM, et al. Nomenclature and definition in asymmetric regional body overgrowth. American Journal of Medical Genetics. 2017 Jul;173(7):1735-1738.

Mussa A, et al. Assisted Reproductive Techniques and Risk of Beckwith-Wiedemann Syndrome. Pediatrics 2017; 140(1).

Mussa A. and Ferrero GB. Serum alpha-fetoprotein screening for hepatoblastoma in Beckwith-Wiedemann syndrome. Am J Med Genet A. 2017; 173(3):585-587.

Mussa A, et al. Recommendations of the scientific committee of the Italian Beckwith-Wiedemann Syndrome Association on the diagnosis, management and follow-up of the syndrome. European Journal of Medical Genetics. 2016:59(1):52-64.

Edmondson A and Kalish JM. Overgrowth Syndromes J Ped Genet. 2015; 4(3): 135-143.

Azzi S, Habib WA, Netchine I. Beckwith–Wiedemann and Russell–Silver Syndromes: from new molecular insights to the comprehension of imprinting regulation. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes 2014; 21: 30–38.

Kalish JM, Jiang CL, Bartolomei MS. Epigenetics and Imprinting in Human Disease. Int J Dev Biol, 2014; 58: 291–298.

Kalish JM, et al. Bilateral pheochromocytomas, hemihyperplasia, and subtle somatic mosaicism: the importance of detecting low-level uniparental disomy. Am J Med Genet A. 2013;161A(5): p. 993-1001.

Kalish JM, et al. Clinical features of three girls with mosaic genome-wide paternal uniparental isodisomy. Am J Med Genet A. 2013; 161A(8): 1929-39.

Choufani S, Shuman C, Weksberg R. Beckwith-Wiedemann Syndrome. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2010; 154C:343–54.

Cooper WN, Luharia A, Evans GA, et al., Molecular subtypes and phenotypic expression of Beckwith-Wiedemann syndrome. Eur J Hum Genet. 2005; 13:1025–32.

Choyke PL, Siegel MJ, Craft AW, Green DM, DeBaun MR. Screening for Wilms tumor in children with Beckwith-Wiedemann syndrome or idiopathic hemihypertrophy. Med Pediatr Oncol. 1999;32: 196–200.

DeBaun MR, Tucker MA. Risk of cancer during the first four years of life in children from The Beckwith-Wiedemann Syndrome Registry. J
Pediatr. 1998;132:398–400.

Beckwith JB. Macroglossia, omphalocele, adrenal cytomegaly, gigantism, and hyperplastic visceromegaly. Birth Defects. 1969;5:188–96.

Wiedemann HR. Complexe malformatif familial avec hernie ombilicale et macroglossie–un ‘syndrome nouveau’? J Genet Hum. 1964;13:223–32.

Beckwith-Wiedemann Syndrome. The Children’s Hospital of Philadelphia. July 1, 2022. Available at: https://www.chop.edu/conditions-diseases/beckwith-wiedemann-syndrome Accessed August 8, 2023.

Beckwith-Wiedemann Syndrome. Genetics Home Reference. Dec 3, 2021. Available at: https://ghr.nlm.nih.gov/condition/beckwith-wiedemann-syndrome Accessed August 8, 2023.

Shuman C, Kalish JM, Weksberg R. Beckwith-Wiedemann Syndrome. 2000 Mar 3 [Updated 2023 Jun 8]. In: Adam MP, Mirzaa GM, Pagon RA, et al., editors. GeneReviews® [Internet]. Seattle (WA): University of Washington, Seattle; 1993-2023. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK1394/ Accessed August 8, 2023.

McKusick VA., ed. Online Mendelian Inheritance in Man (OMIM). Baltimore. MD: The Johns Hopkins University; Entry No:130650; Last Update 01/19/2023. Available at: https://www.omim.org/entry/130650 Accessed August 8, 2023.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Aprenda más

Usted puede aprender más sobre esta enfermedad en los siguientes sitios en la red:

  • Orphanet, la base de dados europea de enfermedades raras.
  • GARD, el Centro de Información de Enfermedades Genéticas y Raras.
  • Saint Jude’s Research Hospital, un hospital dedicado al tratamiento y la investigación del cáncer en los niños que es designado por el Instituto Nacional del Cáncer y que atiende de forma gratuita.

Las siguientes fuentes de información en inglés también pueden ser de utilidad:

  • Online Mendelian Inheritance in Man (OMIM) es un resumen completo y autorizado de genes humanos y fenotipos genéticos que está disponible gratuitamente. Debido a que OMIM está diseñado para ser utilizado principalmente por médicos y otros profesionales de salud, aunque sea abierta al público, la información es compleja y se recomienda a los usuarios que buscan información sobre una condición médica o genética personal que consulten con un médico calificado para obtener un diagnóstico y obtener respuestas a sus preguntas personales.
  • GeneReviews, es un recurso internacional para médicos que proporciona información sobre condiciones hereditarias en un formato estandarizado, que cubre diagnóstico, manejo y asesoramiento genético para pacientes y sus familias. Cada capítulo está escrito por uno o más expertos en la afección o enfermedad específica y pasa por un riguroso proceso de edición y revisión por pares antes de publicarse en línea.
  • PubMed es un recurso gratuito donde se puede buscar artículos publicados de literatura médica. En la mayoría de los casos es posible ver los resúmenes del artículo y algunas veces se puede obtener la versión completa de un artículo de forma gratuita.
  • MedlinePlus, el sitio en la red de la Biblioteca Nacional de Salud.

Vea también nuestra página en inglés de NORD:  Beckwith-Wiedemann Syndrome.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >
  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Centros médicos con experiencia en mi enfermedad

Cuando se tiene una enfermedad rara o poco frecuente es muy importante encontrar a un médico que tenga experiencia en el diagnóstico y en el manejo.  De forma general, se recomienda que las personas con enfermedades raras busquen ser atendidas en centros médicos universitarios o terciarios ya que es más probable que los médicos que trabajan en estos centros hayan visto casos similares o tengan interés en la investigación, además de que cuentan con equipos de múltiples especialistas que trabajan en conjunto.

NORD tiene una lista de centros de excelencia en enfermedades raras que incluye muchos de los mejores centros médicos y académicos de los Estados Unidos.  Recomendamos que los pacientes compartan esta información con sus médicos para que sean referidos al centro más adecuado y conveniente. Esta lista está en expansión.

Para aprender más sobre NORD visite el siguiente enlace:  NORD en Español.

 Nota: El sitio web de la Organización Nacional de Enfermedades Raras (NORD), sus bases de datos y su contenido tienen derechos de autor de NORD. Ninguna parte del sitio web de NORD, las bases de datos o los contenidos pueden copiarse de ninguna manera, incluidos, entre otros, los siguientes: descarga electrónica, almacenamiento en un sistema de recuperación o redistribución con fines comerciales sin el permiso expreso por escrito de NORD.  Sin embargo, por la presente se otorga permiso para imprimir una copia impresa de la información sobre una enfermedad individual para su uso personal, siempre que dicho contenido no se modifique de ninguna manera y el crédito por la fuente (NORD) y el aviso de derechos de autor de NORD estén incluidos en la copia impresa. Cualquier otra reproducción electrónica u otras versiones impresas está estrictamente prohibida.

  • < Sección anterior
  • Sección siguiente >

Programas & Recursos

Programas de asistencia RareCare®

Programas de Asistencia Adicional

Programa de Asistencia MedicAlert

NORD y la Fundación MedicAlert se han asociado en un nuevo programa para brindar protección a pacientes con enfermedades raras en situaciones de emergencia.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/medicalert-assistance-program/

Programa de Apoyo Educativo de Enfermedades Raras

Asegurarse de que los pacientes y los cuidadores estén equipados con las herramientas que necesitan para vivir su mejor vida mientras manejan su condición rara es una parte vital de la misión de NORD.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/rare-disease-educational-support/

Programa de descanso para cuidadores raros

Este programa de asistencia, primero en su tipo, está diseñado para los cuidadores de un niño o adulto diagnosticado con un trastorno raro.

Aprende más https://rarediseases.org/patient-assistance-programs/caregiver-respite/

Organizaciones de pacientes


National Organization for Rare Disorders